sábado, 15 de julio de 2017

Julio - No sé

No sé a quién estoy engañando, si a ti o a mi. No se de qué es hora. Capturar otro corazón y lanzarlo al vacío o anticipar un otoño recorriendo las calles de Gracia, un invierno refugiados en cualquier bar.

Te di mi texto, que mostraba tu nombre entre todas las líneas, y dijiste "ojalá alguien escribiese esto para mi". Y yo me dolía y me reía y me callé, por no darle una patada a una puerta que quizás luego no sabría cerrar. Y no se si eres tú rindiéndome o soy yo enamorándome de estar enamorado una vez más, pero lo cierto es que eres quien sigue cruzando las puertas paso a paso.´Y tengo miedo.

El miedo, claro. A quererte y que no me quieras - poco - a que me quieras y no saber  querer - algo más.

martes, 4 de julio de 2017

Colibrí

Hay un colibrí en mi ventana, no sé de donde ha venido. Es un borrón de movimiento, aleteos y trinos. ¡Qué bonito!

Al tiempo me doy cuenta de que algo no marcha bien con mi amigo. A ratos se detiene, a ratos pía bajito, a ratos se posa, suspira y calla. Al tiempo me doy cuenta de las cicatrices y callos en las alas, el pecho y las patas. Heridas de gritos y jaulas, heridas mal curadas por no parar. Entonces siento la tentación de cuidarlo, cogerlo con las manos y pasarlo dentro para que cure. Pero pienso que aunque fuera - fuéramos - felices, ¿no estaría ofreciéndole otro tipo de jaula?

Así que con papel, palabras y mimbre le tejo unas nuevas alas. "Prueba con estas mientras curan las tuyas".

Una estación y las heridas se van. Salvo las del pecho, pero al menos cierran bien y ya no le roban el aliento ni la mirada. Se van las heridas y le pregunto "¿ahora te vas?". Se hacen un borrón las alas

Manuales

Sobre el intento de escribir un manual sobre uno mismo, autoexplicativo y completo, que podamos darle a alguien, que lo lea en profundidad y asegurar que ya nos conoce

Nuestra personalidad no es una "foto", es cambiante con el tiempo. Un intento de retrato así sería igualmente cambiante, teniéndose que evolucionar constantemente. Pero esto no es lo que lo hace inviable. Hay un factor más importante a tener en cuenta y es los zarcillos de personalidad que se desarrollan únicamente entre dos personas que son especiales la una para la otra. Estos últimos matices, únicos para esa persona en cuestión, nunca podrían ponerse por escrito con antelación puesto que a) no existen hasta que no encontramos a esa otra persona y b) probablemente ni los veamos, aunque sean en última instancia lo que hagan enamorarse a la parte opuesta.

lunes, 26 de junio de 2017

Suena la música

-  Solo quieres saber esas cosas de mí para encasillarme y ponerme una etiqueta. Me analizarás, me descifrarás y una vez que me hayas entendido me clavarás en la pared como al resto de tus chicas

- Jajaja, no, no se trata de eso

- Cada persona es un mundo, no todos seguimos patrones

- Lo sé. Precisamente porque cada persona es única, porque tú eres única, quiero saltarme ya los primeros pasos comunes a todos los encuentros y llegar a eso que posees y que no existe en ningún otro lugar. Para llegar a ver los matices, la melodía única de una persona, primero tienes que entenderla y desentrañarla , superar los malentendidos y desencuentros y eso lleva mucho tiempo. Llámame impaciente, pero no quiero estar meses recorriendo los mismos caminos que he recorrido mil veces cuando sé que tienes tesoros escondidos en cada parte de lo que eres. Explícame todo lo que sepas de ti, dime todo lo que te gusta y piensas y quieres y entonces descubramos el resto.

domingo, 25 de junio de 2017

No se me da bien

" Vamos a incluir un par de temas nuevos. El primero lo vamos a hacer ahora, se llama 'no se me da bien' y al final es la típica historia de un tío que se merece un bofetón porque ha encontrado una tía de puta madre y está todo el rato él con su discurso de ' claro, es que igual yo no voy a saber ser bueno como pareja, igual un día me canso de ti y no quiero hacerte daño...' Que la verdad es que es para darle un bofetón con la mano abierta, por imbécil. Si te quiere y no te está diciendo nada, ¿para qué la rallas?, para qué la rallas, ¿no?. Es así.
(...)
Que en la cima del amor, el corazón se asfixia y hay que bajar, disimulando, para respirar
Qué absurda la moraleja de mis cuentos cuando dices "venga, calla un rato, que estás mas guapo y entra en mi colchón"
Que me vuelvo vulnerable y me da por explicar que aquí me tienes para entretenerte por si lo de quererte no se me da bien. No es que no quiera, temo que no sepa, que a mí lo de estar en pareja no se me da bien
Se que vendo humo solo porque estoy quemado y que uso este discurso solo porque estoy asustado. Tú no compras mis excusas, como mucho a veces te disgustas y a veces dices "vete si se lo prefieres" y me echo a temblar. Y me siento miserable solo por plantear que aquí me tienes para entretenerte...
Pero yo que sé, quiero ser feliz..."




(La maniobra del hacerse de menos para alejar a la otra persona y no arriesgar)

martes, 13 de junio de 2017

Junio - Shush

Venga, aquí va junio. Hago menos promesas pero nunca las incumplo.

La estrella en la montaña ha resultado ser una visita turística, un parque de atracciones, el Tibidabo por la tarde. Con coches de plástico, monstruos que son espejos y plastidecor, salidas de emergencia en cada rincón. Barcelona a los pies, el mar al fondo y aire fresco entre los dedos.

Sigo pensando en encontrar la hoja secreta del libro de "Elige tu propia aventura". Esa a la que se llega sin ningún plano, sin poder deducir el camino correcto, sin elegir la mejor respuesta en vez de la que quieres decir. La Brújula Moral ahora gira a voluntad y el norte es el camino que siguen mis pies, anclas con las cuerdas cortadas se quedan al borde de la senda.

Me veo irreconocible, intangible, no sé si perdido o libre. Pero for what's worth, soy feliz. Entrada de mitad de año.

domingo, 21 de mayo de 2017

Mayo - Semilla

Nunca fue bueno con las palabras. Cuando llega el momento de hablar y de verbalizarse siempre me dice que siente que no encuentra el matiz adecuado, la elección correcta. Dice que eso le ha causado problemas, claro, que muchas veces se ha quedado a unas pocas sílabas de hacer diana. Yo le contesto que no hay nada tan delicado que unas sílabas puedan cambiar. Se rie. Yo creo que los dos pensamos que el otro tiene razón. Pero el caso es que escribir y verbalizar es importante. Te permite sacar los pensamientos y emociones fuera, exponerlos para poder comprenderlos mejor, lejos del ruído de las distracciones y emociones cambiantes del día a día. ¿Qué piensas realmente? ¿qué eres cuando se elimina todo lo demás?

 Yo le veo. Es mi amigo desde que tengo uso de razón, lo conozco en la misma medida que a mí. Quizá más porque soy más objetivo que conmigo. Y aunque hablar tampoco fue realmente nunca lo mío, encontrar el camino de las palabras hasta las manos es algo que suelo saber hacer. Así que hicimos un acuerdo. Él me cuenta lo que piensa y siente. No se molesta en buscar las palabras correctas o exactas o en no repetirse o en intentar transmitir. Simplemente habla. Yo recojo el testigo y escribo por él. Entonces, juntos, miramos lo que ha salido y tratamos de entenderlo.

Ha cambiado, de eso no hay duda. Si alguien pudiera poner lado con lado al adolescente y al adulto y mirarles a los ojos, notaría muchas diferencias, algunas a un nivel muy soterrado. El idealismo se ha evaporado. Permanecen los posos como parte de su motor fundamental pero ya no cree que el mundo merezca la renuncia constante. Ahora hay una traza de rabia y desencanto cada vez que habla de lo que piensa y defiende. Nunca le he visto hacer lo incorrecto a sabiendas, pero ahí está ese pensamiento de no saber si vale la pena.

 Se ha hecho grande, gigante. Como efecto derivado del desengaño y de no haber parado de aprender, entender, asumir. Se me hace imposible pensar que alguien pueda ganarlo, engañarle o aprovecharse de él. Herirle. A muchos niveles, sí, claro, pero no del todo, no por dentro. Ha fragmentado la esperanza y la ha distribuido para que nada pueda quemar todos los trozos a la vez.

 Hoy ha soñado que besaba a una chica con la que lleva hablando meses y esto es de lo que queríamos hablar. En su sueño, él sabía que era la correcta y la besaba siendo consciente de lo afortunado que era. Parece que ya está listo para volver a lanzar lazos. Le preocupa, como a todos, que nunca llegue la persona correcta. Ya no quiere los amores de verano. Dice que ese precio lo ha pagado varias veces y ya no quiere más deudas que tarde meses en desvanecer. Si no tiene una esperanza profunda de que la persona sea la definitiva, no lo intentará siquiera. Y supongo que este es el problema de todo esto al final: la esperanza. Cuando la esperanza es trocitos de papel al viento o un cofre en el rincón más profundo en la caverna, cuando es el tesoro que más miedo tienes de perder... ¿cómo vas a decirle a alguien que no conoces: "toma, esto es lo más valioso que tengo, por favor no lo rompas"?

 Pero vuelve a soñar, sigue esperanzado. En su fuero interno cree que al final todo estará bien ¿Sabes lo que te digo, amigo? Creo que es solo cuestión de esperar. Sigue siendo feliz a tu manera, sigue disfrutando el paso del tiempo. Que el día menos o más pensado...